España: el 8% de la población sufre de algún trastorno auditivo, y muchos no lo saben

0 Flares 0 Flares ×

Se calcula que España, un 8 por ciento de la población puede padecer algún tipo de trastorno auditivo, es decir unas 3,7 millones de personas aproximadamente, y muchos no lo saben.

Los especialistas indican que el 50 por ciento de la población española no ha acudido nunca a una revisión auditiva, y ésta es la clave a la hora de evitar la pérdida auditiva.

Los datos indican que esta afección es la tercera más importante en la población española, pero muchos ignoran examinar la audición.

Para muchos los problemas de audición son algo propio de la edad, y por lo tanto no acuden al especialista, pero en realidad es una afección que puede desmejorar su calidad de vida, que provoca incomunicación, aislamiento con el entorno.

Los trastornos auditivos mientras más pronto se detecten, se podrán aplicar los tratamientos adecuados y que el mismo vaya en aumento. Los controles periódicos son básicos al momento de afrontar una afección del sistema auditivo.

España se ha catalogado como el segundo país más ruidoso del mundo, donde se calcula que el 30 por ciento de las viviendas sufre contaminación acústica; sólo es superado por Japón en este sentido. Un ambiente hostil para los oídos provoca que la presbiacusia, perdida auditiva en el envejecimiento, afecte al 30 por ciento de los mayores de 55 años; por lo que si la situación no mejora, los jóvenes de hoy en día, a sus 40 años tendrán los problemas de audición que los abuelos.

Los especialistas advierten que hay que estar alerta ante cualquier señal de una posible pérdida auditiva, siendo los síntomas más comunes la dificultad para entender y mantener una conversación, la necesidad de que nos repitan las palabras con frecuencia, en especial cuando existe ruido de fondo o varias personas hablando a la vez. Otro síntomas es dificultades para habar por teléfono, confundir algunas palabras con otras, o la necesidad de subir el volumen de la televisión o la radio.

Lo que se recomienda es realizarse una audiometría control, para exponer al sistema auditivo a distintas frecuencias de sonido, y determinar cualquier problema y establecer diversas soluciones al mismo.

Esther R.

Deja un comentario