Cómo puede afectar el ruido en tus oídos

0 Flares 0 Flares ×

Los expertos advierten que la pérdida auditiva es una condición seria, los ruidos intensos pueden desarrollar dolores de cabeza o sordera permanente.

Normalmente, el oído convierte las ondas sonoras en señales eléctricas e impulsos nerviosos que son enviados al cerebro, a fin de interpretar el sonido. Todas las personas, incluyendo los niños, a diario experimentan sonidos intensos en el ambiente, pero los jóvenes son los que más maltratan su sistema auditivo al utilizar sistemas de audio por horas y con frecuencia.

Por ello, el envejecimiento auditivo se esta haciendo presente en jóvenes de corta edad, aumento las posibilidades que a la edad adulta tengan problemas de audición. Estudios recientes han demostrado que el número de casos con problemas de audición va en aumento; el volumen alto de los audífonos lesiona de forma irreversible las células del oído que son las que detectan las frecuencias agudas, el sonido golpea interna y directamente la cavidad auditiva. Los audífonos no causan ningún problema si se usa adecuadamente. Se recomienda que los audífonos no obstruyan la entrada total al oído, para suavizar la descarga sonora.

Los especialistas recomiendan que el nivel de ruido no debe sobrepasar los 90 decibelios, en períodos cortos pueden llegar a 110 decibelios.

La pérdida auditiva inducida por ruido puede ocurrir lentamente, ya que las consecuencias del ruido en general se manifiestan dos años después con la disminución severa de la agudeza auditiva, o la sordera permanente en el peor de los casos.

Cuando la pérdida es de primer grado, aparece un zumbido agudo molesto que llega a desaparecer con el descanso, pero puede reaparecer e implicar otro tipo de consecuencias, si se mantiene la exposición al ruido intenso.

Ante cualquier presencia o sospecha de algún problema auditivo se debe acudir a un especialista para evitar cualquier avance y recibir el tratamiento adecuado.

Lo más importante es comprender los riesgos que ocasionan los ruidos elevados y en exceso, y lo vital que es proteger los oídos en la rutina diaria, para lo que se deben tomar las medidas de prevención necesarias.

Esther R.

Deja un comentario